Prohibido sacrificar animales en Roquetas del Mar

domingo, 6 de junio de 2010

Roquetas de Mar se convertirá a partir del próximo mes de octubre en un municipio en el que estará prohibido practicar la eutanasia a los animales abandonados, como ha confirmado a este diario el concejal de Medio Ambiente, Salud y Consumo, Antonio García Aguilar, un hombre que se declara muy amante de los animales "ya que tengo en mi casa tres perros y dos gatos, todos recogidos de las calles". Será en octubre cuando finalice la vigencia del convenio que el Ayuntamiento tiene actualmente suscrito con una empresa para llevar a cabo la gestión de los animales vagabundos o abandonados en las calles, preparándose un nuevo texto en el que quedará prohibido su sacrificio.



Hay que recordar que recientemente el grupo político Indapa denunció el trato vejatorio que sufrían los animales abandonados, siendo sacrificados a los diez días de entrar en la perrera. Indapa afirmaba textualmente que "Almería capital y Roquetas de Mar son los únicos municipios de la provincia que siguen sacrificando los animales abandonados de forma generalizada y sin fundamentos veterinarios. Los animales que son abandonados en el municipio de Roquetas, cuando llegan al centro de recepción la vida se les complica agonizando durante 10 días. Este servicio viene teniendo problemas históricamente en nuestro municipio. Tampoco su funcionamiento deficiente es a causa del recorte y la crisis económica, pues los problemas que se denuncian vienen de años anteriores y entonces no había crisis ni recortes económicos. Hay falta de espacio, comida deficiente o insuficiente, así como diez días de espera antes de sacrificar los animales, elementos que no favorecen las adopciones, y en algún caso se han dado animales en adopción con enfermedades o virus que no han podido superarlos".

El responsable de Salud ha negado las denuncias de malos tratos que realizaba Indapa en su comunicado, argumentando que "no es cierto, y además cuando menos se lo esperan me presento yo allí, incluso mando alguien sin que lo sepan para que vaya, y no es la primera vez que algún trabajador de mi área cuando menos se lo esperan se presenta allí. No tengo constancia de ningún mal trato a los animales, éso no es cierto", responde indignado el responsable del área municipal, quien sí reconocía que Almería y Roquetas eran los únicos municipios de la provincia que sacrificaban animales.

El concejal afirma que "llevo tiempo diciendo que a mí no me gusta la eutanasia y en el próximo convenio Roquetas no va a permitir que se realice la eutanasia, llevando al Pleno municipal el asunto para que en Roquetas no se sacrifiquen animales". García Aguilar se considera, tanto él como su familia, muy amante de los animales, y prueba de ello es que "mis hijos suelen ir a la Protectora de Animales de Pechina para ayudar en su trabajo".

El responsable de Salud y Medio Ambiente afirma que ha mantenido ya conversaciones con esta protectora así como con la empresa que actualmente presta el servicio en Roquetas para que con la entrada en vigor del nuevo convenio no se sacrifique a los animales y se le dé al problema otra solución, como por ejemplo el transporte de los animales que no son recogidos por nadie a otros países. "Ya me gustaría que muchas de las personas que se quejan del sacrificio de animales fueran a la perrera que tenemos de vez en cuando y adoptaran algún animal, porque yo tengo cinco en mi casa, uno tuerto que encontré en la calle, y una gata con tres patas que se la encontró mi hijo y fue operada en la protectora de Pechina. A esas personas que tanto dicen defender a los animales les pido que vayan a la perrera, que está en la zona del estadio de fútbol Antonio Peroles, en el camino del Algarrobo, y adopten algún animal en vez de quejarse tanto, o que vengan a mi despacho y yo les daré una autorización para que los adopten. El sacrificio que se hace es triste pero está contemplado en la ley de protección de animales, y como no me gusta, en el próximo convenio se prohibirá."

García Aguilar afirma asimismo que está dispuesto a entablar conversaciones con la protectora de animales de Roquetas, que mantiene abierta una perrera llamada 'El Refugio' en terrenos de La Mojonera. Las relaciones entre ambas partes se rompieron debido a las diferencias entre el concejal y el anterior presidente pero matiza que lo hará "cuando arreglen sus problemas internos".
 
Fuente: El Almería

2 Ladridos:

Anónimo dijo...

los problemas internos del Sr. Aguilar se solucionaron cuando no pudo cobrar la comisión de 20000 euros para gastárselos en alcohol y en juego.

luispihormiguero dijo...

¿Pero esto al final salió adelante? Porque yo soy roquetero y no me suena haber oído nada.